Bajar de peso, una decisión de vida

El sobrepeso es una de las principales causas de muerte en el mundo. Millones de personas de todas las edades, fallecen cada año derivado de las enfermedades causadas por esta condición, que ya es una preocupación mundial, y la mayoría de los países ha decidido poner manos a la obra para solucionar este problema.

Al mismo tiempo, las personas son cada vez más conscientes del daño que provocan a su cuerpo con el sobrepeso, pues el cuerpo humano no está diseñado para cargar con ese “peso extra.” Las articulaciones de las personas que tienen este padecimiento, generalmente se atrofian y sufren daño de algún tipo, y éste aumenta con el paso del tiempo.

Bajar de peso, una decisión de vida

Los órganos dejan de funcionar de forma correcta y sus procesos son mucho más lentos, por eso es común que las personas que tienen sobrepeso no puedan realizar sus actividades de forma rápida o parezca que todo lo hacen muy lento. Por supuesto, las venas y arterias se llenan de grasa y esto impide el paso fluido de la sangre, provocando enfermedades cardiovasculares o incluso provocando infartos.

Bajar de peso no es un proceso sencillo, no existe una píldora mágica que en dos semanas te hará bajar 35 kilos y te volverá saludable; se trata de un proceso no solo físico sino también psicológico, ya que muchas personas desisten al no ver resultados tan rápido como esperaban, pero quienes son pacientes y logran realizar su proceso de forma efectiva, obtienen la mejor recompensa con el paso del tiempo.

Así es que si estás considerando perder peso y volverte más saludable, lo primero que considerar es cambiar tu alimentación. Cambia esos alimentos llenos de grasa o azúcar por comida realmente saludable; puedes hacerlo de forma paulatina para que el cambio no sea demasiado difícil para ti.

Bajar de peso, una decisión de vida

Otro punto a considerar es evitar comer a deshoras, establece un horario de alimentación y apégate a él aunque tu cuerpo te diga lo contrario, pero procura que éste régimen sea saludable, pues pasar horas y horas de ayuno también puede ser contraproducente. Lo ideal es comer cinco veces al día, en raciones pequeñas y balanceadas, para que siempre tengas la energía y los nutrientes que te permitirán rendir en tu día a día.

Otro punto para considerar es realizar alguna actividad física. No tienes que correr un maratón de la noche a la mañana, simplemente elige una rutina que te guste, que no te cueste demasiado trabajo y ve avanzando de forma paulatina, sin dañar tus articulaciones y tu cuerpo. El sudor que provoca el ejercicio ayuda a eliminar grasa y toxinas, permitiendo también que tu metabolismo se acelere y la pérdida de peso se amucho más eficiente.

Por último, pero no menos importante, está la motivación. Es recomendable ponerte pequeños retos, a corto plazo, para que el proceso sea mucho más llevadero y no parezca eterno, causando que desistas sin tener los resultados deseados.

Estas tres acciones te ayudarán a bajar de peso y convertirte en una persona saludable, solo es cuestión de ponerlas en práctica y notarás que con el paso de los días te sientes mucho más saludable, con mayor energía y notarás cómo comienzas a perder peso.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here